Acostumbrados a los corruptos, nos molesta la honestidad.

Publicado: 2012-12-19

Yo no apoyo la Revocatoria.

Por:  Jinre.

No sólo porque “Lima no debe parar”, sino y sobretodo, porque esta ha sido convocada por personas de conducta dudosa, indigna, a quienes les importa un carajo el futuro de Lima, personas que tienen el vicio de la calumnia como práctica de vida política, y todo esto, sólo por saciar sus apetitos e intereses personales. A Marco Tulio Gutiérrez, el principal revocador, todos lo hemos escuchado en “audios” decir que a él no le interesa el futuro de Lima ni nada por el estilo, sino, sólo dar publicidad a su Instituto, o sea, a su negocio personal. Este tipo inventó y difundió con ayuda de algunos medios de comunicación interesados,  una frase falsa y absurda que decía: “Susana no hace nada”. Lo más penoso, es que mucha gente se comió el cuento y se prestó para hacer eco de esa patraña repitiendo como “loros” ese falso pretexto.

¿dónde están los medios de comunicación que no desenmascaran esta sucia forma de actuar de Marco Tulio y demás socios “mudos”?

¿Cómo apoyar a este tipo de personas que ahora sabemos están solventados por corruptos “mudos” de la anterior gestión municipal?

Yo apoyo a Susana Villarán porque siento con seguridad que es la figura política más digna y de mayor sensibilidad social de la escena nacional de las últimas décadas. A ella no se le acusa de corrupta, porque sencillamente no pueden, y en el Perú, ese sólo motivo ya es suficiente para ser considerada entre las personalidades y autoridad pública más relevante y decente de nuestro país.

Apoyo a Susana Villarán, además, porque ningún alcalde anterior de Lima hasta la fecha se atrevió a enfrentar los problemas más difíciles de esta ciudad (¿será porque recibían “algo” a cambio de no hacer nada?), sin embargo, Susana Villarán los está afrontando con valentía, asumiendo con dignidad incluso posibles errores en el camino (lo cual la dignifica aún más) y sobretodo “sin arreglos bajo la mesa”; su decencia y conducta incorruptible parece que ha desubicado a los que estaban acostumbrados a “aceitar” a ciertas autoridades para seguir sacando provecho de lo que está mal, y la alcaldesa en ese sentido ha seguido firme, con honestidad manifiesta y con capacidad de lideresa proba, asumiendo su función a pesar que estas cosas puedan generarle costos políticos.

Por todo ello, digo: “No a esta sucia revocatoria”.

Yo no apoyo la cochinada política.

Fuerza Susana !!