#AgroexportaciónSinExplotación

¿Vargas Llosa, traumado?

Publicado: 2017-09-26


Últimamente no he escuchado argumento más ridículo y falto de agudeza como esa cháchara que señala que: “Mario Vargas Llosa no puede superar el trauma y resentimiento generado porque Fujimori le ganó las elecciones en 1990”; lo peor, es que hay gente que cree dar una razón inteligente sosteniendo esa idea, incluida la hoy primera ministra del Perú. 

En honor a la verdad y como un insignificante ciudadano de este país, yo tengo mis serios reparos con las formas de asumir la política y los conceptos de "libertad" del afamado escritor peruano, pero no me considero tan torpe como para sostener lo que muchos señalan sin empacho. En lo personal, sí, me resulta poco soportable el desenfreno supuestamente "liberal" de Vargas Llosa, su entrega, alabanza y loas al “dios mercado” de un capitalismo actual tan inhumano y usurero, como depredador; no comparto sus conceptos de libertad condicionada a la “libertad para actuar con impunidad" por parte de grandes transnacionales; me molesta que el afamado escritor casi siempre vea actos terroristas y dictatoriales de un sólo lado o "cerrando un ojo" y no los identifique con igual rigor, por ejemplo, en las groseras invasiones militares realizadas por los EE.UU a países generalmente ricos en petróleo; como un minúsculo ciudadano, me declaro opuesto y adversario a su visión que destila desprecio al sentido de vida colectivista y comunitaria que rige la vida de nuestras poblaciones campesinas, originarias, tan ricas en valores solidarios y de respeto a la tierra, así como a su derecho a decidir sobre sus modos de vida y territorios. Todo eso y más lo repruebo. Pero de ahí a creer que Mario Vargas Llosa condena la dictadura, el robo, el asesinato, la corrupción descarada llevada adelante por el fujimostesinismo, etc. sólo porque está “resentido desde que perdió las elecciones con Fujimori en 1990”? la verdad, creo es de lo más patético y absurdo; en todo caso, dicha aseveración sólo sirve para justificar la opinión de aquellos a quienes todavía les dura la fidelidad con el "gobierno" que más envileció la política y la justicia en nuestro país.

El señor Mario Vargas Llosa es un escritor notable y reconocido como una de las más grandes plumas de la literatura mundial, algo de lo que muchos nos hemos nutrido. Su mundo en esencia (aparte de sus extremos aprecios al capitalismo y al libre mercado) gira en el campo intelectual, en la producción y la crítica literaria, es ahí donde ha desarrollado su vida con pasión, dedicación y aunque me resulten contradictorias muchas de sus posturas políticas, él no miente cuando dice que no podemos permitir que las mismas personas que apoyaron y que nunca condenaron la vergüenza del accionar criminal de Fujimori y Montesinos, pretendan volver hoy al poder sin pudor alguno. Quienes no condenaron el saqueo, el robo al erario nacional, la compra de medios de comunicación, las torturas en los sótanos del SIN, la creación de escuadrones del muerte, el asalto a las instituciones del Estado, al Poder Judicial, al Tribunal Constitucional, etc. sin duda, no pueden tener un espacio ni ser merecedores de confianza para regir los destinos de nuestra patria; esa sola razón es poderosa y no hay mediatismo alguno que la pueda negar u ocultar.

Finalmente, si acaso algún trauma pudiera tener un escritor peruano de la talla de MVLL, ese tal vez sólo podría estar dentro del campo intelectual y de la literatura (donde él mismo desarrolla su vida de escritor) y no en una circunstancia política del pasado, mucho menos, frente a un ser carente de méritos, de virtudes intelectuales y que alguna vez declaró que "no leía", en suma, frente a un reo como Alberto Fujimori Fujimori, cuyo gobierno degradó el nivel cultural de nuestra sociedad e incluso auspició con dinero robado a todos los peruanos: “Talk Show’s”, “diarios chicha” y programas faranduleros para desviar la atención social mientras asaltaban el país.

En estos últimos veintisiete años, Mario Vargas Llosa ganó el premio nobel de literatura, además de recibir otros reconocimientos de gran relevancia en el mundo académico literario mundial; Alberto Kenya Fujimori Fujimori, a contraposición, fue condenado a veinticinco (25) años de prisión por corrupto auto-confeso y por asesino mediato.

¿Trauma? Me pregunto, ¿de quién?


Escrito por

Jinresocialarte

Hijo de padres, abuelos y bisabuelos Cajamarquinos, bella tierra norteña que llevo en la mente y el corazón, junto a la patria toda.


Publicado en

Jinre

Otro sitio más de Lamula.pe